icon
26 Mayo 2021 — Viticultura

Uso sostenible del agua en los viñedos de uva de vinificación

Inicio > Noticias > Viticultura > Uso sostenible del agua en los viñedos de uva de vinificación

Nuevo documento de experiencia colectiva de la OIV sobre principios relevantes para el uso sostenible del agua en la producción de uva de vinificación. Una herramienta de referencia y orientación para el sector disponible en código abierto.

Compartir el artículo en

Twitter Facebook

En la actualidad, se reconoce que los recursos hídricos, tanto a nivel mundial, como regional y local, están sometidos a una fuerte presión. El uso sostenible del agua no solo se ha convertido en un imperativo social, medioambiental, industrial y empresarial en todo el mundo, sino también en una política fundamental para muchos gobiernos, industrias y entidades comerciales. Cada vez más, la licencia social estará supeditada a la solidez de la reputación ambiental de todos los actores de la cadena de suministro, teniendo al uso sostenible del agua como eje central.

Muchas superficies de viñedos en regiones semiáridas o áridas de desarrollo más reciente registran precipitaciones anuales que impiden un uso confiable de los sistemas vitivinícolas modernos. Al mismo tiempo, en otros sistemas establecidos desde hace tiempo, la cantidad y la fiabilidad de las precipitaciones se ha vuelto inadecuada, lo que dificulta la satisfacción de las demandas de la cadena de suministro, tanto en términos de calidad como del propio abastecimiento.

Por ello, los sistemas de producción se han diferenciado y adaptado aún más en función de las condiciones locales y la disponibilidad de recursos, incluida el agua, informados por la experiencia y la I+D relevante, y de acuerdo con los requisitos impuestos por los mercados en constante evolución.

El documento ha sido redactado por el Grupo de expertos “Protección de la Vid y Técnicas Vitícolas” (PROTEC) de la Comisión “Viticultura”.

En este sentido, el documento de experiencia colectiva “Sustainable Use of Water in Winegrape Vineyards” (Uso sostenible del agua en los viñedos de uva de vinificación) pretende esbozar principios fundamentales y universalmente relevantes, específicos para el cultivo de la uva destinada a la producción de vino, teniendo en cuenta que la variabilidad en los recursos regionales y en las condiciones ambientales, las características del sitio y las circunstancias de cada emprendimiento pueden ser sustanciales, por lo que requieren una adaptación en la práctica que atienda las circunstancias individuales.

El documento ha sido redactado por el Grupo de expertos “Protección de la Vid y Técnicas Vitícolas” (PROTEC) de la Comisión “Viticultura” y revisado por otras comisiones de la OIV.*

Organigrama del Comité Científico y Técnico de la OIV.

Este documento se encuentra disponible de manera gratuita aquí [EN]

Otro paso hacia la sostenibilidad

En el año 2018, la OIV adoptó la Resolución OIV-VITI 569-2018, Protocolo de la OIV para el uso sostenible del agua en la viticultura, cuyo principal objetivo es definir buenas prácticas de gestión hídrica basadas en los principios de sostenibilidad establecidos en la Resolución OIV-CST 518-2016, Principios generales de la OIV para una vitivinicultura sostenible: aspectos medioambientales, sociales, económicos y culturales.

La OIV, consciente de que esta resolución debía ir acompañada de un documento que detalle ciertos aspectos técnicos y científicos, decidió elaborar un documento de experiencia colectiva dentro del Grupo de expertos PROTEC, para que sirva de herramienta de referencia y orientación para el sector respecto del uso sostenible del agua. Asimismo, el documento busca dar respuesta a los objetivos del Plan Estratégico 2020-2024 de la OIV; en particular, por lo que respecta al eje 1, “Fomentar la vitivinicultura respetuosa con el medio ambiente”, y sus incisos B y C: “Mejorar la eficacia ambiental” y “Preservar los recursos naturales”, respectivamente.

Una herramienta de referencia y orientación para el sector disponible en código abierto.

*Los documentos de experiencia colectiva de la OIV no siguen el procedimiento de instrucción de resoluciones por etapas y no tienen la consideración de resolución de la OIV. Solo las resoluciones aprobadas por los Estados miembros de la OIV tienen carácter oficial.